+34 91 368 19 99 info@conseguirhipoteca.es

Blog

Mar 5, 2019 Conseguir Hipoteca

¿Cómo bajar la cuota de mi hipoteca?

Bajar la cuota de nuestra hipoteca es posible, y puede sernos de utilidad cuando nos encontramos en una situación económica complicada. Existen diferentes métodos a los que podemos recurrir cuando necesitamos reducir los pagos mensuales de la hipoteca, siempre que seamos capaces de negociar con nuestra entidad.

 

Consejos para bajar el diferencial o la cuota de la hipoteca

A continuación, os mostramos una serie de consejos y alternativas que podemos valorar a la hora de bajar el diferencial o cuota de nuestra hipoteca. Debemos tener en cuenta que, aunque todos ellos son útiles si queremos ir algo más desahogados a fin de mes, también pueden conllevar una serie de costes (algunos a largo plazo) que debemos tener en cuenta.

Alargar el plazo de la hipoteca

Alargar la hipoteca supone pagar una cuota menor, ya que el capital a devolver estará repartido en un número mayor de cuotas. Por otro lado, al hacer frente a la hipoteca durante 5 o 10 años más, también estamos pagando 5 o 10 años más de intereses. Alargar el plazo de la hipoteca supone realizar una novación hipotecaria, por lo que tendremos que tener en cuenta ciertos gastos:

·Posibles comisiones por novación.

·Notaría, gestoría, registro.

·Respecto a la tasación, no es obligatoria en caso de novación, pero algunos bancos la solicitan

Cuando solicitamos una hipoteca, es habitual que el banco nos ofrezca tipos de interés más atractivos contratando productos bancarios adicionales: planes de pensiones, seguros de vida, de hogar, etc. No obstante, esto no significa que los gastos de la hipoteca vayan a ser menores. De hecho, es posible que vincularnos con el banco más allá de la hipoteca no nos interese, o no nos salga rentable. Para saberlo, tendremos que hacer números y valorar si estamos interesados en contratar productos vinculados, haciendo una comparativa de qué nos conviene más.

Si estás vinculado con el banco a través de este tipo de productos, pero no te sale rentable, acudir a un banco que ofrezca hipotecas sin vinculaciones a diferenciales atractivos puede ser una buena opción. Subrogar la hipoteca y llevárnosla a otro banco suele tener unos costes asociados (entre ellos, una comisión por subrogación que puede alcanzar el 1% del capital pendiente); pero tras esta primera inversión veremos que nuestras cuotas mensuales se ven reducidas.

Solicitar una carencia en la hipoteca

Cuando hablamos de carencia en nuestra hipoteca, nos referimos a un periodo en el que pagamos una cuota mensual menor (únicamente intereses), o la posibilidad de aplazar el pago de las cuotas en su totalidad. Cuando retomemos las condiciones originales de la hipoteca, haremos frente a unas cuotas mensuales mayores, puesto que el capital pendiente de amortizar será más alto que si no hubiésemos solicitado la carencia.

Contratar una hipoteca que nos permita contar con esta opción si fuera necesario puede ayudarnos a hacer frente a periodos de dificultad económica, si bien es cierto que debemos contemplarla como último recurso. 

<< Go back to the previous page



Contáctanos

C/ Esteban Collantes nº 5
28017 Madrid

info@conseguirhipoteca.es

+34 91 368 19 99


Cuéntanos tu caso

Recargar

© 2020 - Conseguir Hipoteca. Realizado por DosPZ
Utilizamos cookies propias ó de terceros para mejorar la experiencia de navegación en la web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.  Accept  More information