+34 91 368 19 99 info@conseguirhipoteca.es

Blog

Apr 4, 2019 Conseguir Hipoteca

¿Qué diferencia hay entre el TIN y la TAE?

A la hora de elegir una hipoteca es muy importante comparar las ofertas de diferentes entidades financieras para encontrar el préstamo que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Una vez elegido nuestro tipo de préstamo, variable o fijo, toca comprar las ofertas hipotecarias de las diferentes entidades. Lo más habitual es empezar miran el tipo de interés (TIN) de cada producto.

¿Cómo se comparan los TIN?

El TIN es el porcentaje que cobra la entidad bancaria por el dinero prestado al cliente, es decir, indica el coste efectivo de un producto financiero.

Este indicador no tiene en cuentas las comisiones del préstamo u otros gastos asociados. Con este indicador solo sabremos el dinero que tendremos que devolver a la entidad por le préstamo. Siempre hay que buscar un TIN lo más bajo posible porque nos estaremos ahorrando intereses.

¿Cómo se comparan las TAE?

La Tasa Anual Equivalente o TAE es el porcentaje que indica el coste o rendimiento efectivo de un producto financiero. La TAE incluye el tipo de interés nominal (TIN), las comisiones y gastos bancarios, así como el plazo de amortización.

De esta manera, la tasa anual equivalente ofrece información más clara y certera sobre el precio total a pagar por un producto financiero, por lo que resulta más útil para comparar entre la oferta disponible.

¿Entonces cómo debo elegir mi hipoteca? En caso de dos tipos de interés iguales, habría que escoger el producto con la TAE más baja porque nos indica que el coste total del préstamo es más barato. Aunque los primero que se mira es el TIN siempre hay que pensar que la TAE tiene que ser lo más baja posible porque ahí es donde se calcula es coste total de los préstamos hipotecarios.

La TAE siempre va a ser más alta que el TIN porque en su calculo está el TIN más los costes añadidos a la hipoteca. Es imposible encontrar una oferta hipotecaria con una TAE más baja que el TIN.

En los préstamos variables, el TIN será el diferencial que habrá que sumar al euríbor. En estos casos la TAE también es variable porque no se puede definir el coste total del préstamo con un tipo de interés que no sea fijo. Al igual que en préstamo fijo, siempre hay que buscar ofertas con los diferenciales más bajos.

Los cinco conceptos que debes saber a la hora de contratar una hipoteca

Comprar una casa, además de ser una decisión económica muy importa requiere del conocimiento de ciertos conceptos financieros.  Es muy importante conocer el vocabulario que van a utilizar las entidades financieras para conseguir el préstamo que mejor se adapte a nuestras necesidades.

Tipo de interés y TAE

El tipo de interés y la TAE son dos palabras que siempre van acompañadas de un número. Hay que saber lo que significa cada una de ellas y en qué se diferencia. El TIN es el porcentaje que cobra el banco al cliente por el dinero prestado.  Gracias el TIN, el cliente sabe cuánto dinero en intereses tendrá que devolver al banco.

Por otro lado está la TAE. La Tasa Anual Equivalente es el porcentaje que indica el coste o rendimiento efectivo de un producto financiero. La TAE incluye el tipo de interés nominal (TIN), las comisiones y gastos bancarios, así como el plazo de amortización.

Hipoteca fija, variable o mixta

Las hipotecas fijas, variables o mixtas. Cada una de ellas tiene características diferentes, en el caso de la hipoteca fija siempre se pagan las mimas cuotas. En la variable, las mensualidades a pagar dependerán del euríbor y en el caso de las mixtas el préstamo esta divido en una parte fija y en otra variable.

A la hora de elegir un tipo de préstamo u otra hay que tener en cuenta nuestro perfil, si somos más o menos conservadores además de tener en cuenta la cuantía económica que vamos a pedir y el plazo de tiempo del préstamo. En función de estos puntos deberemos elegir una hipoteca u otra.

Amortización

Durante el periodo de vida de nuestra hipoteca podemos realizar amortizaciones parciales o totales. Esto quiere decir que podemos ir cancelando nuestra deuda conforme vayamos ahorrando dinero. Si esta es nuestra intención, en este caso nos interesa más una hipoteca variable porque las comisiones por amortización son menores a las de la hipoteca fija.

Si cancelamos nuestra hipoteca antes de tiempo, estaremos realizando una amortización total del préstamo. A la hora de firmar la hipoteca, estas comisiones se pueden negociar. 

Gastos de la hipoteca

A la hora de formalizar un préstamo hipotecario hay que hacer frente a unos gastos. Los primeros están derivados de la compraventa de la vivienda, como la gestoría o el notario. Luego están los relacionados con la hipoteca, tras la nueva ley hipotecaria son los bancos quienes tienen que pagar todos los gastos menos la tasación, este es el único que deberá afrontar el cliente.

Comisión de apertura

La comisión de apertura es el importe que se paga cuando se formaliza un préstamo hipotecario. Se abona en la firma del préstamo y ya no se vuelve a pagar más.



Contáctanos

C/ Esteban Collantes nº 5
28017 Madrid

info@conseguirhipoteca.es

+34 91 368 19 99


Cuéntanos tu caso

Recargar

© 2020 - Conseguir Hipoteca. Realizado por DosPZ
Utilizamos cookies propias ó de terceros para mejorar la experiencia de navegación en la web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.  Accept  More information