+34 91 368 19 99 info@conseguirhipoteca.es

Blog

Feb 6, 2019 Conseguir Hipoteca

El préstamo hipotecario, clave para la compra de una vivienda

Cuando se toma la decisión de iniciar los trámites para la compra de una primera vivienda o de una segunda residencia, existen cuestiones sumamente importantes a tener en cuenta. Se necesita financiación, se deberá entablar conversación con una entidad bancaria para estudiar la forma idónea o que mejor se ajuste a nuestras necesidades y condiciones. En el caso de querer solicitar un préstamo hipotecario, la entidad financiera nos exigirá una garantía de pago, por lo que la forma más común de realizarlo es poner el propio bien que se adquiere como garantía, por lo que en el momento de firmar ante el notario la concesión del préstamo hipotecario con la entidad bancaria también se firma su disposición como garantía de la operación. Todo préstamo hipotecario conlleva unos gastos de gestión que suelen ascender aproximadamente al 10 por ciento del importe de la operación solicitada, como pueden los de tasación del bien a hipotecar, las escrituras de notaría, el registro de la propiedad, etc.  Además la entidad te obliga a contratar un seguro, que no tiene por qué contratarse en la misma entidad, sobre el bien hipotecado, por el mismo importe de la valoración de la tasación en el que el beneficiario es la entidad bancaria, para que en el supuesto caso de que ocurra algún siniestro en el bien, la entidad pueda cubrir la operación concedida.

Qué debemos tener en cuenta a la hora de contratar un préstamo hipotecario para la compra de una vivienda:

·La entidad bancaria nos puede conceder hasta un 80 por ciento del importe del valor de la tasación realizada por un perito sobre el valor de la vivienda.

·El plazo de devolución del préstamo suele ser a largo. Eso sí, cuanto más largo sea este plazo, el importe de los intereses será superior, puesto que la cantidad de dinero que tendremos que devolver será mayor, pero también la cuota mensual a pagar será inferior, y por lo tanto, más cómoda.

·Podemos elegir entre el tipo de interés fijo o variable. Actualmente, tal y como se comporta el mercado, si nos ofrecen un tipo de interés fijo bajo a un plazo de devolución superior a los quince años podría considerarse una buena operación. Si optas por un tipo de interés variable, tienes que saber que este se revisa anualmente, pudiendo elevarse o bajar algunas décimas.

·Se pueden realizar amortizaciones parciales del importe de la deuda, pudiendo elegir entre reducir la cuota mensual de pago o bien acortar la fecha de vencimiento del préstamo.

·Se puede concertar un seguro de desempleo, para que en el caso de que durante la vigencia de la operación bancaria el titular se quedase sin trabajo, la compañía de seguros abonase las cuotas mensuales hasta un máximo de tiempo pactado en el pliego de condiciones.

·Prácticamente todas las entidades bancarias tienen una empresa de gestión que tramita todo el papeleo asociado a la compra de una vivienda, como puede ser el registro de la propiedad, pago de impuestos, etc., para que el cliente no tenga que preocuparse ni perder tiempo en tramitaciones burocráticas. 

Alguna ventaja, sí hay

Y es que aunque a primera vista pensemos que contratar una hipoteca no tiene ninguna ventaja, la verdad es que es algo totalmente incierto, ya que sin la financiación muy pocas serían las personas de este país que pudiesen acceder a una vivienda, ya que sería impensable no independizarse hasta haber ahorrado la totalidad del precio del piso o incluso ahorrar para el mismo mientras se paga una cuota de alquiler, y como hemos visto, las entidades ofrecen muchas facilidades y nos liberan de algunas de las gestiones.



Contáctanos

C/ Esteban Collantes nº 5
28017 Madrid

info@conseguirhipoteca.es

+34 91 368 19 99


Cuéntanos tu caso

Recargar

© 2020 - Conseguir Hipoteca. Realizado por DosPZ
Utilizamos cookies propias ó de terceros para mejorar la experiencia de navegación en la web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.  Accept  More information